domingo, 17 de julio de 2011

P, LA SEMILLA DEL MAL (P, 2005) 105´





“Ten cuidado con lo que deseas…”

FICHA TÉCNICA

Dirección-Paul Spurrier
Guión-Paul Spurrier
Fotografía-Rich B. Moore Jr
Música-Jack Arnold
Producción-Narongsak Vorrarutchaikul /Panupong Dangdej

INTERPRÉTES

Suangporn Jaturaphut (Dau)
Opal (Pookie)
Narisara Sairatanee (May)
Manthana Wannarod (Mamasang)
Amy Siria (Mee)
Supatra Roongsawang (New)

SINOPSIS

Dau vive con su abuela en un bosque donde aprende el poder de la magia para hacer frente a las adversidades de la vida. Cuándo su abuela enferma, Dau se ve obligada a trasladarse hasta la bulliciosa Bangkok para tratar de ganar dinero. Allí encuentra trabajo de gogó. No tardará en hacer un mal uso de sus poderes para lograr sus objetivos, lo que le ocasionará terribles consecuencias.

Torpe intento de trasladar a la pantalla grande una leyenda oriental que en manos del polivalente pero inexperto Paul Spurrier fracasa en su intento de replicar en Tailandia las claves del cine de terror Japonés.

La cinta es lenta, demasiado alargada y Spurrier ocupa demasiado tiempo de metraje en introducirnos en la historia. Así, hay toda una primera mitad que el director inglés dedica a narrar la llegada de la protagonista a Bangkok y su trabajo como gogó y prostituta, acercándose más a un drama que retrata el tema de la prostitución en Tailandia que a una cinta de género.

De esta manera, para cuándo se llega a la parte en la que Dau es poseída por el demonio que la obliga a matar, el espectador se ha desmarcado de la historia, que incluso en sus escenas más aterradoras resulta demasiado fría, sin alma.

Curioso caso el de esta cinta, ya que a nivel técnico está bien rodada, con una notable fotografía, una bella partitura musical y unas interpretaciones adecuadas. Sin embargo y a pesar de estos mimbres, Spurrier ofrece una historia aburrida y sin capacidad de enganche con el espectador, siendo el mayor responsable de esta circunstancia un guión tan pretencioso como fallido.

Terror de corte oriental, rodado en Tailandia y cuyos máximos responsables son ingleses, una mezcla que deviene en una película que no cumple las expectativas generadas.

Escena: La persecución de New por Dau en el centro comercial.

Lo mejor: Su factura técnica, fruto de hallarnos ante la cinta de terror Tailandesa con mayor presupuesto.

Lo peor: Desaprovecha una historia base que podía haber dado para mucho más.

Curiosidad: El director realiza un cameo como propietario del club de alterne en el cual trabaja Dau y que sufrirá las iras de esta tras ser humillada.

Valoración: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario