miércoles, 15 de noviembre de 2017

LA INVASIÓN DE LOS ZOMBIES ATÓMICOS (INCUBO SULLA CITTÁ CONTAMINATA, 1980) 87´



“Unos seres monstruosos contaminados por radiaciones atómicas siembran el terror en la ciudad”

DE QUE VA: Un periodista y su cámara se encuentran en el aeropuerto para cubrir la llegada de un reputado científico, pero de lo que serán testigos es del aterrizaje sin permiso de un avión militar del que desembarcaran unos seres con el rostro deforme y con la única finalidad de matar a todo aquel con quien se encuentren a su paso.

QUIEN LA HACE: Su director es el todoterreno italiano Umbero Lenzi, quien se atrevió a lo largo de su prolija carrera con el giallo, la comedia socarrona de humor grueso, el cine de aventuras o el terror, como es el caso de este remedo del cine de Romero con un punto de originalidad que le haría adelantarse décadas a los infectados de 28 días después o Planet terror.

QUIEN SALE: Junto al hierático actor mexicano Hugo Stiglitz que Tarantino homenajeara en Malditos bastardos, destacar la presencia (se trata de una coproducción ítalo-española-  mexicana) de nuestros actores patrios Paco Rabal o Manolo Zarzo. La impronta la pone el veterano actor Mel Ferrer.



QUE ME GUSTA: Sin quererlo ni buscarlo acaba por resultar muy divertida, casi cómica por momentos. No hay que negar que Lenzi se esfuerza por mostrar escenas de marcado estilo sanguinolento, a lo que hay que sumar una tendencia tan innecesaria como agradecida por mostrarnos desnudos femeninos sin ton ni son. Tiene un ritmo ágil y que no decae, con lo que podemos disfrutar de un visionado sin esfuerzo de ningún tipo. Es de esos títulos que de puro malo se convierte en película casi de obligado conocimiento.

QUE NO ME GUSTA: Unos maquillajes pésimos que en cierto modo nos recuerdan al Vengador Tóxico de la Troma, lo que unido al estilo garrulo de muchos de los infectados no los hace especialmente aterradores. Lo en serio que se toma a sí misma, con diálogos de corte grandilocuente y frases pretendidamente seminales incluidas.

LA ESCENA: Ese final en plena montaña rusa del parque de atracciones, con caída incluida de muñeco desde el helicóptero.




UNA CURIOSIDAD: Desde 2015 se plantea un remake de la película, que sería dirigida nada menos que por el maestro de los efectos especiales y de maquillaje Tom Savini, quien ya dirigiera el remake de La noche de los muertos vivientes. Puede que la muerte de Umberto Lenzi en Octubre de este año repercuta negativamente en la realización final de este proyecto.


domingo, 12 de noviembre de 2017

ALTA TENSIÓN (HAUTE TENSION, 2003) 90´




“Por favor, no cuentes el final”

DE QUE VA: Marie y Alexia se alojan en la granja de los padres de la segunda. La primera noche en la casa y ya entrada la noche, un desconocido llama al timbre de la vivienda, iniciándose una orgía de sangre y muerte en la cual Marie tratará de salvar la vida de su amiga, prisionera del asesino, quien la lleva encadenada en la parte trasera de su desvencijado camión.

QUIEN LA HACE: Alexandre Aja se daría a conocer con este, su segundo trabajo detrás de las cámaras, convirtiéndose en uno de los nuevos enfants terribles del cine de terror francés y abriéndosele las puertas de Hollywood, donde llevaría a cabo bien como director, bien en su faceta de productor varios remakes de títulos de terror de culto de los años setenta y ochenta.  A su lado coescribiendo la historia, un colaborador habitual de Aja, Grégory Levasseur, autor de los guiones de  los remakes de Las colinas tienen ojos o Maniac.

QUIEN SALE: Reconocer en este apartado la labor interpretativa de Cécile De France, que compone una interpretación llena de matices (a pesar de caer en el exceso en el tramo final) y cuya icónica presencia en varios fotogramas de la cinta se convirtió en toda una carta de presentación de la película. Y con escena de masturbación incluida.



QUE ME GUSTA: Da al espectador precisamente lo que su título indica, tensión de inicio a fin, sustentándose la historia en la capacidad de Aja para crear toda una suerte de secuencias donde el suspense inunda la pantalla. No hace ascos además a un tipo de violencia explícita y brutal, marca de la casa de ese nuevo cine de terror francés que surgió a comienzos del nuevo milenio. El director manifiesta un gran conocimiento del terreno visual y utiliza la cámara con una habilidad manifiesta (primeros planos, travellings, cámara subjetiva…), lo que le permite crear secuencias complejas con aparente sencillez.

QUE NO ME GUSTA: La película tropieza en su tramo final con un giro de guion pretendidamente sorpresivo pero que hace caer toda la propuesta lanzada por el guion hasta esos minutos finales, resta enteros a la propuesta y hace que algunas de las secuencias vistas hasta el momento carezcan de sentido.



LA ESCENA: El asesino entra en la habitación de Marie, quien previamente la ha preparado para no dejar indicios de su presencia, y busca a alguien en el lugar mientras la joven se encuentra oculta.



UNA CURIOSIDAD: Toda la película se planteo como un homenaje a ese tipo de cine de terror de bajo presupuesto rodado en los setenta con La matanza de Texas o Las colinas tienen ojos como base principal. Así lo atestigua el hecho que por momentos la fotografía utilizada hace parecer a la cinta estar rodada en dicha época.


sábado, 14 de octubre de 2017

HELLRAISER REVELATIONS (HELLRAISER REVELATIONS, 2011) 75´



“Pinhead vuelve en un nuevo y escalofriante capítulo”

DE QUE VA: Dos jóvenes amigos huyen de sus acomodadas familias camino de Méjico donde esperan poder cumplir todas sus fantasías y deseos en un juego de excesos que les llevará a que un vagabundo les entregue un extraño rompecabezas en forma de caja.




QUIEN LA HACE: Dirige Víctor García, un barcelonés reconvertido en solvente director de secuelas de películas de terror de bajo presupuesto, como sucediera con Return to House on Haunted Hill, Mirrors 2 o el título que nos ocupa.  




QUIEN SALE: Nada destacable que reseñar en un grupo de fogueados actores de segunda fila que además tienden al exceso en sus interpretaciones y donde además Doug Bradley declinaba por vez primera en la saga dar vida nuevamente a Pinhead.



QUE ME GUSTA: Después de innumerables secuelas vuelvo a tener la plena sensación de estar viendo una película del universo Hellraiser, mejor o peor, pero puro Hellraiser. Unos efectos que están dentro de lo mejor de la saga de películas, algo obvio si tenemos en cuenta los orígenes de Víctor García como creador de efectos especiales. Su escasa duración juega a su favor haciendo que no llegue a ser aburrida en ningún momento. Utiliza el género de falso documental en su justa medida.  

QUE NO ME GUSTA: Los personajes carecen de un mínimo de trabajo en el guion, el comportamiento de los dos matrimonios tras la traumática desaparición de sus hijos es absurda, lo mismo que sucede con la forma de actuar de los dos jóvenes que pasan de hacer un viaje de desfase al otro lado de la frontera a convertirse en sendos psicópatas sin escrúpulos. Traumática la nueva presencia en pantalla del nuevo Pinhead, quien no convence ni en su físico ni en su rostro, pareciendo de hecho una parodia visualmente hablando del personaje al que hasta esta entrega diera vida Doug Bradley.  

LA ESCENA: La forma brusca en la que los cenobitas hacen callar a la madre de Nico.







UNA CURIOSIDAD: Gary J. Tunnicliffe, autor de la historia de la presente continuación, se ha encargado de la dirección de una décima entrega también filmada para su lanzamiento directo a DVD pero pendiente todavía de estreno.





viernes, 13 de octubre de 2017

HELLRAISER HELLWORLD (HELLRAISER HELLWORD, 2005) 90´


“El mal se transmite online”

DE QUE VA: Un grupo de jóvenes asiste al funeral de uno de sus amigos, quien se acaba de suicidar. Nadie en su entorno acierta a ver ninguna relación entre este terrible acontecimiento y su afición por Hellworld, un juego de internet cuyo objetivo es abrir la conocida como Caja de Lemarchand.


QUIEN LA HACE: Rick Bota se despide de la saga filmando esta, su tercera película sobre el universo Hellraiser, la cual fue estrenada apenas unos meses más tarde de la anterior entrega.





QUIEN SALE: Protagonizada por un puñado de jóvenes actores por aquel entonces irrelevantes y que hoy en día en algún caso han alcanzado algo de notoriedad, tal y como sucede con Katheryn Winnick, Lagherta en la serie para televisión Vikingos o especialmente un Henry Cavill lejos de imaginar que encarnaría al nuevo Superman. Lance Henriksen, actor de amplia filmografía que se encuentra muy cómodo dentro del género (Los viajeros de la noche, Pacto de sangre, House 3, Scream 3…) y Doug Bradley en la que sería su despedida de su personaje más icónico, dan la réplica de veteranos a tanto actor joven.

QUE ME GUSTA: Dado el origen como director de fotografía de Rick Bota se agradece que esta labor este cuidada a pesar de tratarse de una película de bajo presupuesto y que no sea el propio Bota el encargado de estas funciones. Las muertes presentadas a lo largo del metraje son efectistas y aceptables para los standares manejados.



QUE NO ME GUSTA: Desecha totalmente la idea presentada de inicio que trata de hacer pasar al universo Hellraiser como ficticio y del cual los protagonistas son seguidores, idea plasmada en el uso de camisetas o máscaras de los cenobitas protagonistas. Si ya en la anterior entrega la saga había incurrido en una señal inequívoca de descalabro de una franquicia de terror ubicando la trama en Bucarest, en esta ocasión entra de lleno en el terror juvenil, otro síntoma inequívoco de absoluto desgaste de la franquicia.

LA ESCENA: El personaje de Jake se lo está montando con una atractiva joven a la que acaba de conocer en la fiesta durante la cual se desarrollan los acontecimientos hasta que es encerrado en una habitación y lo que se prometía iba a ser un rato de diversión y desenfreno se convierte en su peor pesadilla.





UNA CURIOSIDAD: Se trata de la entrega con mayor inversión económica de la saga, lo cual tampoco es decir demasiado en una serie de películas todas ellas de muy bajo presupuesto.








miércoles, 11 de octubre de 2017

HELLRAISER DEADER (HELLRAISER DEADER, 2005) 88´


“El último y más terrorífico mal”

DE QUE VA: Amy Klein es una aguerrida periodista de campo al que su jefe muestra un desconcertante video en el que un grupo de personas lleva a una joven a dispararse en la cabeza apara instantes después ver como esta vuelve a la vida, convirtiéndose este hecho en el próximo trabajo de investigación de la reportera.



QUIEN LA HACE: Segunda del trío de películas sobre Hellraiser dirigidas por Rick Bota, destacando en esta ocasión la producción de todo un referente en el campo de los efectos especiales (Terminator, Aliens, Parque Jurásico…) como era Stan Winston.






QUIEN SALE: Protagonismo para Kari Wuhrer, toda una musa de la serie B y Z conocida entre otras cosas por su poco pudor para protagonizar escenas subidas de tono y a la que hemos podido ver en títulos como El señor de las bestias 2, Thinner, Anaconda o Carretera al infierno 2. Y si, Doug Bradley continua dando vida a Pinhead ofreciendo como ya es habitual sus cinco minutos de intervención.

QUE ME GUSTA: Como sucediera con el título anterior Rick Bota demuestra hechuras a la hora de manejar un presupuesto bajo y ofrecer escenas filmadas con gusto y cierto estilo. Una ambientación de interiores que realmente transmite malestar, angustia y claustrofobia, como sucede con el piso de Marla, el extravagante vagón de metro o las paredes de piedra entre las que la protagonista acaba encajada.

QUE NO ME GUSTA: Unos efectos infográficos realmente malos y artificiosos. La franquicia parece enquistada desde hace varias películas no logrando evolucionar ni involucionar, dando la sensación de estar viviendo historias demasiado parecidas. La trama no aguanta un metraje propio de un largo, le habría sentado mejor construirse como mediometraje ya que acaba estirando las secuencias para llegar a una duración estándar. La figura paterna de la protagonista presentada mediante flashbacks resulta casi paródica cuándo debiera aparecer como aterradora. La sensación que hace ya tiempo dejamos de lado las idea de Clive Barker y su universo de ribetes Lovecraftianos.

LA ESCENA: El momento en que Amy descubre el cadáver ahorcado de Marla y como trata de hacerse con el icónico cubo que fundamenta la saga, el instante donde mejor se maneja el suspense en toda la película.




UNA CURIOSIDAD: De alguna forma subconsciente el personaje de Joey nos recuerda fisonómicamente al rol encarnado por Joaquín Phoenix en Asesinato en 8 mm, Max California.







sábado, 7 de octubre de 2017

HELLRAISER HELLSEEKER (HELLRAISER HELLSEEKER, 2002) 88´




“Maligno, letal, inmortal”

DE QUE VA: Trevor sufrirá un descenso a los infiernos de la mente a raíz del accidente de tráfico que sufre y que acaba con su mujer Kirsty desaparecida en las aguas del río en el que su coche acaba precipitando.



QUIEN LA HACE: Rick Bota, fogueado director de fotografía en títulos como Caballero del diablo o House on Haunted Hill toma las riendas de la franquicia cinematografía Hellraiser para ofrecer aquí la primera de las tres películas de la saga que acabaría dirigiendo. Entre los productores de la película resulta familiar el nombre de Joel Soisson, ya que ha sido asimismo productor de secuelas de sagas de terror como Ángeles y demonios,   Los chicos del maíz, Drácula, Piraña….

QUIEN SALE: Lo más destacable es la vuelta de Ashley Laurence a su papel de Kirsty, que aunque presentado como principal acaba siendo muy secundario. Como no podía ser de otra manera Pinhead, que continúa al igual que en la entrega inmediatamente anterior haciendo una aparición bastante fugaz, sigue siendo interpretado de manera magistral por Doug Bradley.

QUE ME GUSTA: Rick Bota pelea por ofrecer a su producto un empaque visual que vaya más allá de ese aire de telefilm que por momentos presenta. La trama incide aunque sea de soslayo entre la dualidad placer-dolor con esa obsesión del protagonista por acostarse con todas las mujeres que pasan por su vida. A pesar de ser una sexta entrega el personaje de Pinhead sigue fiel al personaje iniciático no habiendo desmanes por esa parte. El atinado giro final que nos devuelve a esa Kirsty con buen ojo para llegar a acuerdos de las dos primeras entregas.

QUE NO ME GUSTA: Repite los mismos errores de Hellraiser Inferno, esto es, se aleja demasiado de la idea original para dar toda la sensación de estar viendo una película que nada tiene que ver con la idea creada por Clive Barker y que es enlazada mediante un par de recursos con el universo de los cenobitas. Le cuesta un rato que el espectador entre en el juego planteado siendo durante su primera media hora algo confusa y lo que es peor, aburrida.

LA ESCENA: Como está filmada la conversación entre el protagonista y Pinhead en el almacén en el que el primero había conseguido la famosa caja, usando el reflejo del cenobita en un charco de agua, buen recurso visual.



UNA CURIOSIDAD: Pese a lo que pueda parecer Ashley Laurence no fue la primera actriz pensada para co protagonizar la película, lo que da idea de lo dicho con anterioridad, se trataba de otra historia independiente que se hilvanó con la franquicia cenobita de manera posterior.