lunes, 10 de julio de 2017

GHOULIES 4 (GHOULIES 4, 1994) 79´



“Un poco de magia negra, un poco de cuero negro…y un montón de humor negro”

DE QUE VA: Un almacén de antigüedades de un museo es asaltado por una mujer que mediante un extraño amuleto guardado en el lugar convoca a un ser del infierno, pero es que además junto a este ente trae hasta nuestro plano a dos extrañas criaturas.



QUIEN LA HACE: Su director es Jim Wynorski, autor de una filmografía tan extensa como mediocre donde destacan títulos como Robots asesinos (posiblemente su película más conocida) o Vampiros del espacio, protagonizada por la ex diva del porno Tracy Lords.





QUIEN SALE: Peter Liapis vuelve a retomar el mismo papel que ya encarnara en la primera película de la saga aunque con un cambio radical en la construcción de su personaje, ahora un policía mujeriego y en horas bajas profesionalmente.



 QUE ME GUSTA: Aunque no tenga ni idea de cómo dirigir una película al menos Jim Wynorski sale escoger bellas actrices, como el caso de Barbara Alyn Woods o Raquel Krelle. Que no se cumpliera la amenaza de los dos Ghoulies insinuando una nueva entrega el algo que se agradece viendo el nivel en constante decrecimiento de la saga.



QUE NO ME GUSTA: Unos Ghoulies que nada tienen que ver con las creaciones de John Carl Buechler, limitándose en esta ocasión a vestir con una careta a un par de enanos pretendidamente graciosos.  Una villana que tan pronto es capaz de reducir a cuatro guardias armados con ademanes de ninja como es sobrepasada por las patochadas de los Ghoulies de turno. Unos efectos visuales por debajo de lo que vimos en la película de 1984, que recordemos se rodó con tan solo un millón de euros.


LA ESCENA: La secuencia del automóvil atravesando carriles en medio del tráfico para acabar estrellándose y explotando, la única medianamente bien rodada de toda la película.





UNA CURIOSIDAD: Atención al subtítulo con el que se estrenó la película en nuestro país, Los Ghoulies tras el amuleto maldito.






GHOULIES 3 (GHOULIES 3, GHOULIES GO TO COLLEGE, 1991) 90´



“Los Ghoulies han vuelto para darte una lección”

DE QUE VA: El profesor Ragnar está tan obsesionado con acabar con la llamada “semana de las bromas” dentro del campus de la universidad de la que es decano que incluso utilizará a los demoniacos Ghoulies en su cruzada contra la fraternidad de la cual es líder Skip Carter, el llamado “príncipe de los bromistas”.



QUIEN LA HACE: Con los hermanos Band fuera de esta tercera entrega es John Carl Buechler, talentoso maestro de efectos especiales en infinidad de títulos de terror y creador y diseñador de los Ghoulies desde la primera película, el encargado de la dirección.






QUIEN SALE: Destacar la presencia de Kevin McCarthy como villano de la función. McCarhty es uno de esos rostros fácilmente reconocibles y que ha aparecido en títulos claves como La invasión de los ladrones de cuerpos (la de 1956), Piraña, Aullidos o El chip prodigioso. Apariciones de Jason Scott Lee antes de encarnar a Bruce Lee en Dragon, un Mathew Lillard a quien veríamos en Scream o 13 fantasmas y Eva LaRue, conocida por dar vida a Natalia  Boa vista en el spin off ubicado en Miami de la franquicia CSI.

QUE ME GUSTA: Los Ghoulies están mejor animados y diseñados que nunca, no se nota a leguas la stop motion y el manejo mixto de los animatronics y las marionetas está más conseguido que en ningún otro título de la saga. Estos monstruos nos regalan los momentos más divertidos de la película y como elemento cómico funcionan. Como buena comedia juvenil nos regala con innecesarias escenas de desnudos femeninos.

QUE NO ME GUSTA: Quien se acerque a Ghoulies 3 pensando en una película de terror en la línea de sus antecesoras se equivoca de título. Una pena ver a Kevin McCarthy tan sobreactuado y falso, en línea con el resto de intérpretes que aparecen en la película y donde se evidencia la incapacidad de Buechler para dirigir actores.





LA ESCENA: Los Ghoulies espiando a la actriz Hope Marie Carlton quitándose la ropa y dándose una ducha, el mejor exponente de lo que es esta tercera entrega de la franquicia.







UNA CURIOSIDAD: Uno de Los Ghoulies brinda su particular homenaje a El resplandor de Kubrick al emerger de la taza del wáter al grito de “¡Cariño, ya estoy en casa!”








domingo, 9 de julio de 2017

GHOULIES 2 (GHOULIES 2, 1988) 84´


“¡Puede que sean demonios infernales, pero saben cómo animar una fiesta!”

DE QUE VA: Un parque de atracciones itinerante llega a una ciudad con el firme propósito de hacer una gran recaudación y salvarse de la bancarrota que les amenaza. Entre las atracciones hay una casa del terror con el nombre de “La guarida de Satán”, donde los Ghoulies encontrarán el lugar idóneo para ocultarse y hacer de las suyas.


QUIEN LA HACE: Albert Band, patriarca de la saga de los Band se pone al frente como director, permaneciendo todavía la Empire como productora de esta secuela donde ahora sí, los Ghoulies son los protagonistas absolutos.




QUIEN SALE: Elenco de segunda donde destacan de cara al aficionado las apariciones de Royal Dano en un papel similar al que interpretara en Los payasos asesinos del espacio exterior, y Phil Fondacaro, actor aquejado de enanismo y visto en películas como El retorno del Yedi, Willow o La tierra de los muertos vivientes.



QUE ME GUSTA: El diseño de la atracción en la cual los Ghoulies encuentran el escondite perfecto, una casa del terror que no me importaría visitar. El desmadre final con Los Ghoulies atacando a los visitantes y trabajadores del parque de atracciones a diestro y siniestro. El Ghoulie gigante y su apetito insaciable.



QUE NO ME GUSTA: Una vez más la pareja de protagonistas es totalmente insulsa y sin ápice de carisma. Vuelve a pecar de un ritmo algo lento. Una stop motion totalmente arcaica y fatalmente integrada en las secuencias, menos mal que se utiliza muy poco.




LA ESCENA: El recorrido por el parque de atracciones del Ghoulie gigante zampándose a sus hermanos pequeños.







UNA CURIOSIDAD: En esta segunda entrega sería la última vez que veríamos al Ghoulie volador, eliminado ya sin ningún tipo de justificación en la tercera entrega, posiblemente por las complicaciones de animación que implicaría.





viernes, 7 de julio de 2017

GHOULIES (GHOULIES, 1984) 77´


“Primero fueron los Gremlins y ahora los Ghoulies…que son todavía peores”

 DE QUE VA: Jonathan y su novia Rebecca se trasladan a vivir a la antigua casona que el primero ha heredado. Durante la limpieza del lugar el joven descubre unos manuscritos de magia negra comenzando a realizar de esta forma una serie de rituales satánicos que despertaran de su letargo a unos seres monstruosos.



QUIEN LA HACE: Luca Bercovici dirige esta producción de la casa Empire auspiciada por los hermanos Band (de cuyo sello surgieron multitud de cintas de terror de serie B de los ochenta siendo Reanimator su máximo exponente) y con Ted Nicolau como editor.



QUIEN SALE: Reparto de actores de segunda donde destacan los nombres de Michael Des Barres, conocido cantante de rock de los setenta reconvertido en actor, pudiendo también ver en un papel secundario a Mariska Hargitay, para toda una generación la agente Olivia Benson en Ley y Orden.


QUE ME GUSTA: Maneja con solvencia el exiguo presupuesto de un millón de euros con el que contaba, logrando unos competentes efectos especiales. Los Ghoulies, a pesar de lo estáticas que resultan las marionetas que les dan vida, cuentan con un diseño conceptual muy logrado como así lo constatarían las continuaciones que vendrían después. La música de Richard Band, con ese soniquete tan reconocible del autor entre lo cómico y lo terrorífico. Sus quince minutos finales.

QUE NO ME GUSTA: Todo el tramo central, durante el cual la historia realmente no avanza apenas, y que se hace algo pesado. Los espamos actorales de Lisa Pelikan en el papel de Rebecca, tratando de resultar dramática y acabando por ser ridícula. La sospecha que la idea de los Ghoulies se insertó en la trama a posteriori y tras el éxito de taquilla de Gremlins, ya que así parece por la forma en que las secuencias con estas criaturas se muestran en el montaje estrenado en salas. Ese final que desmonta todo lo sucedido hasta el momento.

LA ESCENA: La resurrección de su tumba del personaje del brujo Malcolm Graves.






UNA CURIOSIDAD: A raíz de idearse el mostrar en la caratula a uno de los Ghoulies saliendo de la taza de un wáter se hubo de insertar esta secuencia en la cinta, algo que se convertiría en todo un referente de la saga posterior.







viernes, 30 de junio de 2017

LOS PAYASOS ASESINOS DEL ESPACIO EXTERIOR (KILLER KLOWNS FROM OUTER SPACE, 1988) 98´


“En el espacio exterior nadie puede comer helado”

DE QUE VA: Todo comienza cuándo un meteorito cae en medio del bosque, surgiendo del cráter que provoca un colosal circo diferente a todos los demás y poblado por unos monstruosos payasos cuyo único fin es atrapar humanos entre sus bolas de algodón para de esa manera asegurarse su existencia. Aunque nadie parezca darse cuenta de sus intenciones nada graciosas. . .

QUIEN LA HACE: Sus máximos artífices son los hermanos Chiodo, todo unos todoterrenos en esto del cine capaces de escribir, dirigir, ser los responsables de efectos…, amigos de trabajar conjuntamente en los mismos proyectos y especialmente recordados por ser los creadores conceptuales y visuales de los Critters.



QUIEN SALE: De entre un elenco de actores de segunda caben destacarse los nombres de Suzanne Snyder, vista en títulos como La mujer explosiva o La divertida noche de los zombies, John Allen Nelson, un rostro conocido tras su aparición en la televisiva Los vigilantes de la playa o John Vernon, para toda una generación el decano de Desmadre a la americana.

QUE ME GUSTA Como juega con esa dualidad entre el humor que por una parte provocan pero también el miedo que en muchas personas evocan los payasos  y que tiene el nombre científico de coulrofobia, resultando genial la utilización que se hace de elementos tan arquetípicos como son las palomitas o el algodón de azúcar. El dinámico colorismo de la historia que se mantiene casi a lo largo de todo el metraje. El estupendo diseño de los payasos protagonistas con unas enormes y caricaturescas cabezas y esas bocas llenas de afilados dientes. El pegadizo tema musical central, obra de The dickies.

QUE NO ME GUSTA: Un final en exceso pirotécnico y que ralentiza la hasta entonces entretenida trama.





LA ESCENA: Como uno de los payasos deleita a los transeúntes con unas sombras chinescas de formas imposibles y trágico final.





UNA CURIOSIDAD: La película tiene el mismo punto de partida que la película del mismo año El terror no tiene forma, que a su vez remakeaba la cinta de 1958 The blob.







jueves, 29 de junio de 2017

TOC TOC (KNOCK KNOCK) 2015 98´


“Nunca deben abrirse algunas puertas”

DE QUE VA: Evan tiene que pasar el fin de semana solo en casa trabajando mientras su esposa y sus dos hijos disfrutan de unos días de playa. Todo apunta a unas jornadas maratonianas de trabajo hasta que la primera noche alguien llama a la puerta y Evan se encuentra con dos atractivas jóvenes caladas por la tormenta que está cayendo en el exterior. Auxiliarlas se convertirá en el peor error de su vida.


QUIEN LA HACE: Dirige Eli Roth, uno de los enfants terribles del nuevo cine de terror gracias a títulos como Cabin fever o Hostel, aunque en esta ocasión deje de lado su vertiente más gore y salvaje.






QUIEN SALE: Además de ejercer como productor Keanu Reeves se reserva el papel principal de una historia escasa de personajes pero donde no podemos dejar de obviar a las dos actrices que harán de la vida del protagonista de Matrix todo un infierno, Ana De Armas y Lorenza Izzo, quien ya trabajara con Eli Roth en Infierno verde.


QUE ME GUSTA: La comparativa entre el travelling inicial que recorre la casa donde tiene lugar la historia y ese mismo travelling tras el devastador paso de las dos protagonistas femeninas. El gran manejo de la larga escena en la que Evan trata de no caer en el juego sexual de sus dos invitadas.


QUE NO ME GUSTA: No llegas a creerte que el protagonista sea incapaz de deshacerse de sus dos molestas chantajistas una vez el juego toma tintes mortales. Eli Roth ha relajado demasiado su vertiente más negra. Las exageradas y artificiales interpretaciones de las dos jóvenes psicópatas. La tonta muerte del personaje de Louise.



LA ESCENA: Es una pena que en una película de terror el momento más destacado sea el desnudo de Ana De Armas pero es así, eso sí, todo por méritos de la bella actriz cubana.








UNA CURIOSIDAD: Entre el puñado de productores que han participado en la película llama la atención el nombre de Sondra Locke, para quienes no les suene, ex mujer de Clint Eastwood y compañera de reparto durante los años que duró su matrimonio en películas como El fuera de la ley, Bronco Billy, Impacto súbito o La gran pelea por poner solo unos ejemplos.